sábado, 23 de diciembre de 2017

Ley de seguridad interior ni peligro ni amenaza; es orden y respeto: NSA

Cero Grados.-Los ciudadanos pueden tener la certeza que la Ley de Seguridad Interior aprobada por la LXIII Legislatura, no representa amenaza alguna para los derechos humanos ni la libertad de expresión consagrados en la Constitución Política, señaló la diputada federal Nancy Sánchez Arredondo.
Y puntualizó:” Debemos dejar claro, porque así es, que se trata solo de poner orden a lo que desde hace once años ha sido una realidad y que tiene que ver con la presencia del Ejército Mexicano y la Marina en las calles”.

La Ley de Seguridad Interior, subrayó, no militariza al país, el ejército no sustituye a las policías que tienes sus funciones específicas, sino que ahora serán un recurso reglamentado que actuará a petición expresa de los gobernadores y lo hará siempre con conocimiento en tiempo y forma de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Indicó que ha quedado claro que en ningún caso, las acciones de Seguridad Interior que lleven a cabo las autoridades federales, tendrán por objeto sustituir a las autoridades de estados y municipios en el cumplimiento de sus competencias o eximirlas de sus responsabilidades ni las acciones de las Fuerzas Armadas tendrán la condición de seguridad pública.
La diputada Sánchez Arredondo aseguró que bajo ninguna circunstancia las movilizaciones de protesta social o las que tengan un motivo político-electoral, serán consideradas amenazas a la seguridad interior.
Lamentó que en afanes meramente protagónicos y con tintes evidentemente electoreros, legisladores de oposición no hayan debatido abiertamente un asunto que ha estado en la discusión nacional desde hace varios años, que se enriqueció en el Senado y se regresó a la Cámara de Diputados.
La legisladora federal explicó que por primera vez se le pone límites a la presencia militar fuera de los cuarteles y esto sólo ocurrirá mediante un decreto de seguridad nacional emitido por el Conejo correspondiente, conformado por gobernadores y miembros de la sociedad civil, que establecerá el procedimiento oficial.
Siempre, insistió, deberá notificarse a la Comisión Nacional de Derechos Humanos lo que nos permite asegurar que por primera vez los mexicanos todos tendrán una herramienta para defenderse de cualquier exceso.
Recordó que el Ejército tiene once años combatiendo al crimen organizado y hasta ahora, cuando se hace un esfuerzo real por ordenar sus acciones, recién le preocupa a la oposición el tema y precisamente en la víspera de la elección más importante de los últimos años.
“El peor escenario no es el que plantean en un hipotético futuro los legisladores de oposición, sino el que estamos viviendo hoy día, con un clima de inseguridad galopante del que muchos gobernadores no quieren hacerse responsables”, puntualizó.

Finalmente sostuvo que  está claro que muchas de las críticas parecen infundadas, pues la ley responde a las preocupaciones y necesidades de los mexicanos: vivir en un clima de libertad para asegurar la justicia, como condiciones para la paz.
Publicar un comentario