lunes, 6 de agosto de 2018

Detienen al presunto asesino de profesora de la UNAM y su hija


Cero Grados.-La Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina detuvo al presunto asesino de Graciela Cifuentes, profesora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y su hija Gatziella Sol Vargas, estudiante de arquitectura.

Alan “N”, supuesto exnovio de Sol, fue aprehendido por elementos de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidios, luego de cuatro meses de investigación por el doble crimen.

 El pasado 15 de marzo, ambas mujeres fueron halladas estranguladas y calcinadas dentro de su propia casa, ubicada en la colonia Santa Rosa Xochiac, delegación Álvaro Obregón.

El feminicida que les quitó la vida intentó fingir que se había tratado de un accidente, ya que después de cometer el doble crimen (registrado en el expediente CI FAO/AO-3/UI-3/C/D/1311/03-2017) prendió fuego al inmueble –en reparación tras el sismo del pasado 19 de septiembre– y posteriormente huyó en un automóvil Yaris blanco propiedad de las víctimas, hallado días después.



En su oportunidad, Benjamín, esposo y padre de las víctimas, señaló que los peritos forenses revelaron que las dos mujeres “fueron atacadas, que fueron muy lastimadas y después quemadas. Quemaron la casa, el 80% de la casa está quemada y se llevaron muchas cosas de electrónica y un automóvil”, dijo.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) determinó que se trató de un doble feminicidio.

Los resultados periciales concluyeron que ambas mujeres fueron golpeadas, e incluso para reconocer el cuerpo de la hija se tuvieron que hacer pruebas de genética para confirmar la identidad.

Según la PGJ, la línea de investigación sobre Alan establece que su teléfono celular estuvo en el lugar de los hechos el día y a la hora en que se perpetró la ejecución de la maestra de la UNAM y su hija.

Además, el análisis telefónico reveló que, tras el crimen, el presunto asesino siguió una ruta específica hasta llegar a la colonia Volcanes, en la delegación Tlalpan, donde abandonó el vehículo que se llevó de casa de sus víctimas y que estacionó a unas cuantas calles del domicilio de sus abuelos.

El pasado fin de semana, elementos de la PGJ ubicaron al sujeto en un gimnasio y lo detuvieron.

Mientras se definía su situación legal, dado que fue puesto a disposición del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Narcomenudeo, porque el día de su captura llevaba algunas dosis de droga, los investigadores le hicieron las tomas de ADN con la orden que les otorgó el juez.

Hasta ayer, personal de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidios esperaba el resultado de esas pruebas para poder confirmar que se trata del homicida de Graciela Cifuentes, de 62 años, y su hija Sol, de 22.

Fuente: proceso.com.mx

Publicar un comentario