lunes, 10 de septiembre de 2018

Llama CEDHBC a fortalecer la política pública para la prevención de suicidios en Baja California

Cero Grados.- La Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC) hizo un llamado a la Secretaría de Salud del Estado para la política pública orientada a la prevención de los suicidios en la Entidad.
En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, la Ombudsperson de Baja California, Melba Adriana Olvera Rodríguez, señaló que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2016 se registraron en Baja California 170 decesos por esta causa. A pesar de que estos datos representan una disminución respecto a años anteriores, sigue siendo una tarea necesaria el fortalecimiento de estas acciones.

Durante este mismo periodo, se registraron en México 6 mil 291 suicidios, es decir, 5 por cada 100 mil habitantes; en Baja California la tasa de suicidios es de 4.5 por cada 100 mil personas.
Las cifras del Inegi también indican que ocho de cada 10 suicidios son cometidos por hombres. En relación con la edad, en los jóvenes de 20 a 29 años se presentan las tasas más altas de suicidios. Entre las causas que se presentan en este grupo de población se encuentran los problemas familiares, amorosos depresión y ansiedad, el abuso de alcohol y drogas, entre otras.

El 80% de los suicidios cometidos durante el 2016 se efectuaron mediante el ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación, un 8% del total utilizó armas de fuego, 4% envenenó su cuerpo con plaguicidas, 3% utilizó sustancias nocivas o químicos, 2% utilizó grandes dosis de drogas o medicamentos. En el resto de los casos no se especificó el método.
Asimismo, la tasa de suicidios es uno de los indicadores que forman parte del Tercer Objetivo de Desarrollo Sostenible, Salud y Bienestar, de la Agenda 2030 de la ONU.
La Presidenta de la CEDHBC apuntó que en 2017 la XX Legislatura aprobó una reforma al artículo 30 de la Ley de Salud del Estado, para que la Secretaría de Salud del Estado y las instituciones de salud públicas y privadas, en coordinación con las autoridades competentes, realicen “programas para la prevención del suicidio a causa de trastornos mentales y del comportamiento, preferentemente en niñas, niños y adolescentes”.

No obstante, a la fecha, instituciones como el Instituto Psiquiátrico de Baja California y el Hospital de Salud Mental continúan registrando casos de personas que consideran o han considerado esta práctica.
En ese sentido, la Ombudsperson también hizo hincapié en la importancia de que prevalezca un enfoque de derechos humanos en la atención a personas con discapacidad psicosocial, así como la existencia en Baja California de instituciones que atiendan de manera digna a las personas con discapacidad psicosocial, tomando en cuenta que este grupo de la población es de los que menos atención reciben, aun cuando las enfermedades mentales que originan muchas veces la discapacidad psicosocial van en aumento según un Informe del Banco Mundial del 2011.

Finalmente, Melba Adriana Olvera Rodríguez reiteró la importancia de observar el derecho a la protección de la salud, el cual se establece en diversos pactos internacionales de derechos humanos entre los que se destacan el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el cual refiere que toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure la salud y el bienestar.
Publicar un comentario