lunes, 22 de octubre de 2018

Donde quiera que esté el nuevo aeropuerto, debe ser operado por privados: Slim


Cero Grados.-Durante su participación en México Cumbre de Negocios que se realiza en esta ciudad, Carlos Slim Helú, presidente honorario y vitalicio de Grupo Carso, volvió a defender la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en el lago de Texcoco.


Propuso que cualquiera que sea la solución para desahogar el tráfico aéreo de Ciudad de México -el NAIM o el de Santa Lucía-, este deberá ser operado por un ente privado y que los recursos que reciba el gobierno se destinen a programas de desarrollo.



Además, recomendó que en la licitación se invite como inversionistas a los trabajadores que tengan Siefores, y al mercado de valores.

A pregunta expresa de uno de los empresarios asistentes a la conferencia magistral que dictó Carlos Slim, sobre cuál es su postura de la consulta que se hará para saber si se construye el NAIM o si operan de manera conjunta el actual aeropuerto Benito Juárez y se amplía la base militar de Santa Lucía para convertirla en una segunda terminal aérea, respondió que “ratifico todo lo que dije en la conferencia de prensa de hace seis meses”.

Refirió que el costo del “aeropuerto de Texcoco puede ser 10 veces menor, creo que está en el corazón de 4 millones de habitantes y puede ser un detonador económico de esos 4 millones de habitantes para llevarlos a todos a clase media”.

Señaló que “es impresionante” que el NAIM se edifique en el lago de Texcoco, tal como está que toda Ciudad de México sobre Tenochtitlán.

“Se haga o no se haga el aeropuerto ahí (en las 13 mil hectáreas del gobierno federal), es muy importante que no se siga llenando de asentamientos irregulares como ha pasado con Netzahualcóyotl (…) Algún presidente le bajó 2 mil 900 hectáreas al decreto original para que se pudieran regularizar los asentamientos que había en esa época”, recordó.

Agregó que “cualquiera de los dos, el de Texcoco o con la solución de Santa Lucía que se tomé sería conveniente que se haga una licitación para que sea operado por privados, incluyendo expertos internacionales y que el dinero que reciba el gobierno de ese ingreso lo pueda usar en otros programas de desarrollo nacionales”.

Carlos Slim recomendó que si el motivo para detener el proyecto es la falta de recursos se podría solicitar un préstamo externo a Europa, pues en este momento la tasa de interés es negativa.

“Son una alternativa fantástica para hacer todas las inversiones que sean necesarias y convenientes, porque hay los recursos externos (…) en Europa la tasa de interés es 0.5 negativo (…) esas tasas de interés hacen viable cualquier proyecto que haga sentido”, comentó.

También, mencionó que, en la licitación de cualquiera de las dos opciones, se debería de incluir “como inversionistas las Siefores que son los trabajadores de México que están recibiendo tasas de CETES, para que puedan recibir mejores rendimientos, y al mercado de valores para que el que quiera invertir en uno u otro tenga un lugar donde invertir sus ahorros, donde pudiera tener una solidez, una rentabilidad”.

Conferencia magistral

Carlos Slim participó en la México Cumbre de Negocios con el tema ¿certeza o incertidumbre?, habló cómo con las innovaciones tecnológicas en actividades cotidianas ha ido desplazando la mano del hombre, y esto conlleva al desempleo.

Reiteró su propuesta de que se labore tres días a la semana con una jornada de 11 horas, y que se alargue la edad de retiro a los 75 años. Consideró que, con esta opción, los jóvenes encontrarían más fácilmente trabajo y las pensiones no serían tan raquíticas.

“Con un alargamiento de la edad de retiro, la jubilación a los 60 años, a los 65 años y en algunos contratos colectivos de nuestro país a los 50 años son insostenibles desde el punto de vista económico y financiero (…) deberían ser a los 75 años (…) entonces que se trabaje menos días por semana, más horas por día, se abren espacio para otras personas y se trabajen más años”.

Por otro lado, indicó que el país en los últimos 38 años ha crecido menos del 2%, cuando debería ser de un mínimo de 5%, por lo que es necesario fortalecer la economía y el mercado interno.

Refirió que el gobierno federal desde el año 2000, recibió más mil billones de dólares por concepto de la venta de petróleo, cientos de billones de dólares de remesas y otro tanto por el turismo, y “desgraciadamente buena parte se va al gasto corriente”, y la “deuda sube de 133 millones a 430 millones de dólares, a pesar de los grandes ingresos de petróleo, hemos desaprovechado muchas oportunidades”, lamentó.

Dijo a los cientos de empresarios asistentes que “eso tiene que cambiar, tenemos que crecer más, tenemos que cuidar el gasto corriente que es excesivo, cuidar la deuda que es excesiva (…) ahora lo que tenemos que hacer es cuidar que los recursos se usen con eficiencia, desde luego resolver la corrupción”.

Fuente: https://www.proceso.com.mx

Publicar un comentario