lunes, 29 de octubre de 2018

Presenta Gina Cruz iniciativa para elevar competitividad al vino mexicano

Cero Grados.- La senadora por Baja California, Gina Andrea Cruz Blackledge, presentó ante el pleno una iniciativa de reforma a la Ley del IEPS, con el fin de brindar mayor competitividad al vino mexicano, a través de la eliminación de la doble tributación.

La legisladora mexicalense puso a consideración de los presentes, una iniciativa de reforma con la que busca adicionar un inciso b) a la fracción I del Artículo 2 y una fracción XXXVII al Artículo 3 de la Ley del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), con lo cual se establece un apartado tributario exclusivo para el vino de mesa.  


La propuesta presentada por Gina Cruz establece el tasar los vinos de mesa de hasta 14 grados de alcohol, con 40 pesos por litro; para los vinos de mesa con una graduación alcohólica hasta 20 grados será de 50 pesos por litro, mientras que los vinos de mesa con más de 20 grados de alcohol, se pagarán 75 pesos por litro.

Durante su exposición de motivos, la senadora panista mencionó que la carga fiscal del vino de mesa mexicano es del 43 %, es decir, casi la mitad de su valor en anaquel es por impuestos, de los cuales, el 26.5 % es por el IEPS, más del 16 % por el IVA, en el que el primero se calcula tomando en cuenta el valor del vino, más el segundo.

“De tal forma que se causa un impuesto sobre otro impuesto, lo cual es una doble tributación que significativamente le resta competitividad ante la oferta mundial”.



Gina Cruz añadió que a esta carga impositiva, la Ley del IEPS establece a los productores y distribuidores de vino, obligaciones como: declaraciones informativas semestrales para revelar el nombre de las personas a quienes se les trasladó el impuesto de forma expresa y por separado; adherir marbetes a los envases y precintos en el caso de vinos a granel.

Asimismo, un informe de marbetes utilizados y destruidos; información de los equipos, que se utilizan para envases; información de los bienes producidos y enajenados en el ejercicio anterior, por entidad federativa; reporte de inicio y término de proceso de producción; reporte de inicio o término de proceso de envase.

“Las empresas vinícolas deben estar inscritas tanto en el padrón de contribuyentes de bebidas alcohólicas, lo cual es un requisito para poder adquirir marbetes y precintos, así como en el padrón de importadores y exportadores sectoriales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”.  

Aseguró que con su propuesta habría orden fiscal tanto en el manejo de los registros contables y simplificación en el pago del IEPS, mayor recaudación fiscal y se daría un tratamiento igual tanto a los vinos importados como a los vinos nacionales para una competencia igualitaria.

“El vino mexicano está compitiendo con lo mejor de la oferta mundial, aquella que desborda las fronteras nacionales, que se transporta decenas de miles de kilómetros  y se presenta en el mercado nacional a un precio competitivo: vinos españoles, franceses y chilenos”, expresó Gina Cruz.

Publicar un comentario