lunes, 1 de octubre de 2018

Pretenden presentar iniciativa para tipificar como delincuencia organizada la emisión de facturas falsas

Cero Grados.-Diputados de Morena en coordinación con la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON), se encuentran preparando una iniciativa para catalogar como delincuencia organizada la expedición de comprobantes fiscales digitales falsos, indicó el Lic. Jorge Alberto Pickett Corona.

Detalló que la propuesta considera que se sancione hasta con 10 años de prisión a quienes cometan este delito y en el supuesto de que la emisión de facturas falsas se tipifique como delito grave, es decir, como delincuencia organizada, ello haría que quienes las emitan, tuviesen que pasar su proceso en prisión, ya que no alcanzarían el derecho a la fianza o al arraigo.


El objetivo de la propuesta  del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que es hacer frente a la gravedad que representa la evasión fiscal que genera la compra y venta de facturas falsas, práctica cometida regularmente por empresas fantasmas.
Con la idea de atacar esta problemática se han realizado modificaciones al Código Fiscal de la Federación por lo que refirió que en el año 2014 se legisló el artículo 69-B de dicho ordenamiento legal.
Pickett Corona, precisó que la emisión y la compra de facturas falsas actualmente puede llegar a tipificarse como el delito de defraudación fiscal, hecho que es sancionado con cárcel, sin embargo actualmente se puede lograr el beneficio de obtener la libertad durante el proceso hasta entonces se emita sentencia, misma que puede llegar a ser de hasta nueve años en prisión.
Con base a información brindada por el diputado de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, reveló que la evasión fiscal se calcula en cinco puntos del Producto Interno Bruto (PIB), hecho que ha generado un sinnúmero de auditorías sobre los contribuyentes que han realizado dicha práctica, poniendo en riesgo su libertad y patrimonio.
El fiscalista explicó que la compra y venta de facturas y por consiguiente de operaciones simuladas ha ido en aumento, pese a que se sabe que es una práctica indebida ante los ojos de la autoridad fiscal y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
“No debemos confundir la verdadera planeación fiscal con la compra y venta de facturas, la primer actividad es una real falacia que pone en peligro al contribuyente, finalizó.
Publicar un comentario