martes, 6 de noviembre de 2018

Albergue de CDMX está a 72% de su capacidad; en dos días llegaron 4 mil migrantes


Cero Grados.-En tan solo dos días, 4,300 migrantes llegaron al albergue que el gobierno de la Ciudad de México instaló en el estadio Jesús Martínez “Palillo”, en la alcaldía de Iztacalco.

El primer contingente de unos mil migrantes, en su mayoría hondureños, guatemaltecos, y salvadoreños, llegó a la capital del país durante el domingo.


Pero las imágenes de un verdadero éxodo comenzaron a darse ayer lunes, especialmente durante las primeras horas de la tarde, cuando al menos otras 3, 300 personas arribaron a las instalaciones deportivas, según cifras dadas a conocer por el jefe de gobierno de la ciudad, José Ramón Amieva, y por el secretario de Protección Civil, Fausto Lugo. La Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF) reportó, por su parte, más de 4 mil migrantes.
Durante una rueda de prensa, Amieva dijo que el albergue instalado en el estadio Jesús Martínez tiene capacidad para atender a 5, 500 personas, por lo que, hasta ahora, ya hay una ocupación del 72%.


Y para este martes y miércoles, se espera la llegada de más migrantes que buscan partir junto a la Caravana rumbo a la frontera con Estados Unidos.

Ante la llegada masiva de gente el gobierno capitalino se comprometió a instalar otras dos carpas, que se añadirán a las cuatro que ya están instaladas.

La CDHDF subrayó que en estas carpas se resguardarán a niñas, niños, mujeres embarazadas y mujeres, mientras que los hombres serán canalizados a las zonas de gradas.

Este aumento en las cifras de población del albergue se pudo apreciar ayer a simple vista. Mientras el domingo apenas pequeños grupos formaban fila para recibir cobijas, ropa, o alimento, ayer lunes largas hileras de personas se extendían en espera de una charola con arroz y frijoles, o de uno de los paquetes que ofrecía personal del gobierno capitalino con fruta, galletas, sándwich, y agua embotellada.

Además de las carpas ya habilitadas, y de las gradas, también se vieron imágenes de numerosas tiendas de campaña instaladas sobre el pasto, tanto dentro del estadio, en la cancha de juego, como en los alrededores, sobre banquetas y pequeños parques.

Incluso, hubo quienes improvisaron refugios con lonas de plástico para protegerse del frío de la noche capitalina, así como personas que descansaban directamente sobre el pasto, a falta de una colchoneta.

En cuanto a la alimentación, la CDHDF informó que ante el crecimiento de la Caravana ya se plantea que se abran otros puntos de comida a los ya existentes, para aumentar la capacidad actual de 1,700 lugares.

También se prevé habilitar más lugares con equipamiento para cocinar alimentos.

“Nos falta mucha ropa para combatir el frío”
Otro punto donde se hizo palpable el aumento de la población fue en los puestos de ropa donada que se improvisaron en varios puntos del estadio.

Cientos de personas se agolparon sobre los montones de ropa en busca, sobre todo, de abrigos, calzado, y ropa interior. La presión de la gente por conseguir una prenda fue tal, que, en varias ocasiones, voluntarios civiles tuvieron que emplearse a fondo para pedir a gritos a los migrantes que formaran filas y guardaran el orden.

“Nos falta mucha ropa para combatir el frío, como guantes, gorros, sudaderas, chamarras, y tenis. Y también nos falta ropa interior, como boxers y calcetines”, explicó en entrevista Alejandro, uno de los voluntarios que atendía el tianguis, quien recordó que la donación puede realizarse en las instalaciones del Estadio, que está ubicado a unos pocos metros de la estación del metro Ciudad Deportiva.

También hay otro centro de acopio en el zócalo capitalino. Y para el próximo miércoles, se espera que las alcaldías Miguel Hidalgo y Gustavo A. Madero, abran otro más.

Por su parte, el sacerdote y activista Alejandro Solalinde añadió a la lista de artículos que se necesitan ante el aumento del grueso de la Caravana, productos para bebés, como leche en polvo y pañales, cobijas, colchonetas, agua embotellada, comida enlatada, y mucha fruta.

Por ahora, la Central de Abasto donó 3.5 toneladas de apoyo en frutas, como plátano y guayaba, además de 600 botellas de agua.

Los baños portátiles que se instalaron también se vieron rebasados por momentos. Por lo que la organización Oxfam anunció que plantea colocar otros 20 baños. El gobierno capitalino dijo que realizará la limpieza constante de los sanitarios, para garantizar la higiene del albergue.

Además, las autoridades también garantizaron la seguridad del albergue, mediante la presencia constante de elementos policiacos y de tránsito custodiando el recinto.

En cuanto al parte médico de los dos primeros días de la Caravana en la Ciudad de México, las autoridades sanitarias de la capital informaron que se han realizado 141 consultas médicas, en su mayoría por infecciones agudas de las vías respiratorias. Se aplicaron 60 vacunas contra la influenza y el tétanos, y se detectaron casos de diarrea, colitis, y dermatitis. También se han realizado 140 consultas psicológicas.

El jefe de gobierno de la ciudad, José Ramón Amieva, aseguró que no existe peligro de algún brote o padecimiento que requiera vigilancia epidemiológica especial.

Fuente: https://www.animalpolitico.com

Publicar un comentario