martes, 6 de noviembre de 2018

Expediente Político


Por.- Alfredo Calva


Fabricación de culpables en México….

Fue de llamar la atención y obligado el seguimiento al foro organizado por Morena, qué por primera ocasión considerando lo sensible del tema, se llevó  a efecto en la sede de uno de los poderes de éste país,  el legislativo, cuya finalidad fue la de hacer visible para todos los mexicanos, los casos de fabricación de culpa como un problema público de seguridad y de derechos humanos, que han sucedido en el país
.Y, de formar a través del foro, un espacio en el que las víctimas desde sus diversas perspectivas y acompañados por activistas, expertos en la materia, periodistas, artistas y legisladores, logren construir una agenda de atención, sanción, erradicación y regulación en la materia.


El foro, que dio inicio ayer lunes en el palacio de San Lázaro y concluyó éste martes, es un evento en el que la frase “fabricación de culpables" significa detención arbitraria e ilegal, tortura, violación, encarcelamiento injusto y el trato cruel e inhumano de las víctimas en las prisiones.

Lo que se traduce en una práctica sistemática en México,  como una política represiva del Estado a través de las corporaciones policiacas, castrenses, paramilitares, y otros organismos, para incriminar por delitos fabricados, que durante décadas se han venido realizando en los gobiernos de los tres ordenes de gobierno.

El evento contó con personalidades de la talla del padre Alejandro Solalinde, la jurista internacional Almudena Bernabéu, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la cámara de diputados, Hugo Rafael Ruiz Lustre, los periodistas Marco Lara Klahr, José Reveles, el investigador del ITAM, Miguel Sarre, los escritores Jorge Volpi, Emmanuelle Steels, J. Jesús Lemus, entre otras personalidades.

La coordinación del evento estuvo a cargo de la periodista Guadalupe Lizárraga, quién junto al director del organismo canadiense denominado, Por el Derecho y la Verdad, Envero, David Bertet, quien por cierto, presentó su trabajo sobre la falsedad del caso Wallace. Un asunto que de acuerdo a lo expuesto por Bertet, se considera un caso emblemático de corrupción de autoridades judiciales para mantener el falso secuestro y homicidio de Hugo Alberto Wallace Miranda, fabricado por su madre, Isabel Miranda Torres, quien mantiene en prisión a perpetuidad a siete personas.

Lizárraga y Bertet, dieron voz a algunas de las personas que han tenido experiencias de vida de tortura y culpabilidades fabricadas, y que, como víctimas de estas acciones represivas, torturas y delitos inducidos por corporaciones policíacas y fuerzas armadas castrenses, exponen sus casos para que estas situaciones se frenen y ya no se repitan.

Entre estas voces denunciantes estuvieron presentes y participaron los ex policías municipales, Luís Hernández Gálvez y Gerardo Garduño Escobar, acusadores del ex Secretario de Seguridad Pública en Tijuana, Teniente Coronel Julián Leyzaola Pérez, de ser un torturador y fabricante de delitos, prueba fehaciente de esto son ellos, ya que fueron inculpados y encarcelados por la intervención directa de Leyzaola Pérez y salieron absueltos.

Demos el voto de confianza para, que éste primer foro sea el inicio de una serie de eventos que ayuden a construir una verdadera agenda que permita erradicar la fabricación de culpables, ya que distrae recursos humanos, materiales y pecuniarios, que podrían usarse para perseguir a verdaderos delincuentes.

Sin hacer de lado el impacto negativo en las personas sobre las instituciones, especialmente en los sistemas de procuración y administración de justicia, generando mayor percepción de corrupción y daña el capital político de los gobiernos.

Y mientras tanto….

El juego de ambiciones persiste y se intensifica, ¿quién ganará, los dos o los cinco años?


Publicar un comentario