sábado, 24 de noviembre de 2018

Seis tips para hacer una hamburguesa de campeones


Cero Grados.-Este es el esqueleto de tu hamburguesa. La variedad que se usa son bollos con bajo nivel de grasa y generalmente los distingues porque tienen ajonjolí en la corteza. Este pan absorbe mucha humedad, ya que los alveolos de la migaja son muy pequeños.


Para un pan perfecto te tenemos algunas recetas: el tradicional suave, con hierbas finas, cebolla o, si te estás cuidando, con harina integral. Si no tienes tanto tiempo, la mayoría de las panaderías de barrio venden este tipo de pan; en la colonia Roma puedes ir a Rosetta o Ballaró, y en el sur puedes visitar Costra y Panmex.



La idea es que el pan tenga corteza blanda, ajonjolí en la tapa (nos encanta cuando es negro porque además de delicioso se ve muy bien) y que al partirlo no se desmorone. Caliéntalo un poco antes de servir y hará la diferencia. Si lo haces en el microondas se hará un poco más endeble, entonces te recomendamos que lo hagas en el sartén o la parrilla; de esta manera se formará una costra que lo hará más resistente a los aderezos.

Para hacer tu mezcla desde cero te recomendamos que en la carnicería muelan frente a ti la carne que compres. Una buena opción es mitad lomo de res y la otra mitad paleta o espaldilla de cerdo. A esto le puedes agregar tocino en cubos, cebolla, perejil, ajo y aceite de oliva. Para sazonar utiliza sal en grano, pimienta negra y comino.

Si quieres hacerla menos carnívora agrega también verduras en cubos como calabacitas y zanahorias blanqueadas. Es muy importante que agregues un huevo que amalgame la mezcla para que no se deshaga al cocinarla.

El carbón le da un sabor único a las carnes, entonces si estás planeando una hamburguesada en casa, te recomendamos que las hagas a la parrilla. En caso de que no tengas asador o espacio, en un sartén súper caliente quedan muy bien. Para darle gusto a todos, el término medio en la carne es ideal. Procura que quede aproximadamente de 1.5 centímetros de espesor.

Si le quieres agregar un bonus, pon un trozo de queso Chihuahua o asadero en medio de la mezcla cruda; al partirla habrá un desborde de sabor.

Si no comes carne puedes hacer una mezcla de verduras (calabacita, papa, zanahoria rallada) sazonada y un huevo para tener un efecto parecido a la carnívora. Otra opción que no falla es un hongo portobello sellado. Lee cinco recetas de hamburguesas vegetarianas para chuparte los dedos.

Además de agregar vitaminas y minerales a nuestra hamburguesa, ponerle vegetales hará que tome mucha frescura y haya un contraste de temperaturas y texturas. Además de los tradicionales -lechuga, jitomate, cebolla y pepinillos-, puedes agregar pepino, arúgula, col morada, aguacate, champiñones o chilitos.

Si vas a subir a las grandes ligas puedes ponerle cebollas caramelizadas, ¡un gran acierto!

Te recomendamos utilizar vegetales frescos y en rebanadas delgadas, así evitarás que tu hamburguesa sea imposible de comer. Estos ingredientes te van a ayudar a que tengas texturas crujientes.

De pronto se nos limitan las recetas solo de pensar que lo único que le podemos poner es mayonesa, mostaza y cátsup. Te estás perdiendo de un gran mundo de sabores: puedes agregar aderezo ranch, blue cheese, mantequilla o incluso ¡mermelada de higos! No te vas a arrepentir si te gustan los sabores contrastantes dulces y salados.

Dependiendo del tipo de carne que usas puedes agregar también salsa barbecue, tzatziki o jocoque. El toque mexicano también se lo puedes dar con adobo de chile chipotle o mayonesas saborizadas.

¿Qué opinas de ponerle guacamole a tu hamburguesa? Cuando lo hagas, te recomendamos que sea uno picosito, así no tendrás que añadir más chile. También te recomendamos que ya lleve jitomate y cebolla. Este aderezo funciona como un todo-en-uno y mezclado con la carne es simplemente delicioso.

Fuente: https://www.animalgourmet.com

Publicar un comentario