martes, 13 de noviembre de 2018

Si hay corrupción en el NAIM que se castigue, pero cancelarlo es un error, dice Gustavo de Hoyos


Cero Grados.-Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), habla en entrevista para SinEmbargo de la cancelación del NAIM en Texcoco y del futuro de México en el próximo sexenio.

A pesar de no coincidir en el tema del nuevo aeropuerto, Gustavo de Hoyos, sostiene que la Coparmex no tiene filias ni fobias con ningún Gobierno y que estarán dispuestos a apoyar, reconocer y aplaudir las buenas políticas públicas que se generen en el próximo sexenio, pero advierte que también serán críticos cuando las decisiones sean contrarias a los intereses del Estado mexicano.


A 17 días de que concluya la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, la Coparmex reconoce el trabajo del mandatario para impulsar un conjunto de reformas estructurales como la Energética, Telecomunicaciones y Sector Financiero, pero también recuerda que en este sexenio ocurrieron “acciones deliberadas de corrupción por la opacidad flagrante del Estado de derecho”.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), una de las cúpulas empresariales más importantes del país, se ha enfrentado recientemente con el nuevo Gobierno tras la decisión de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco. Su presidente, Gustavo de Hoyos Walther, considera que de concretarse esta decisión será un error que marcará el sexenio del Presiente electo y tendrá un gran costo económico para el Estado mexicano.

“Pensamos que la decisión, en la forma y en el fondo, de suspender el aeropuerto en construcción es un error y de concretarse va a marcar su sexenio (de Andrés Manuel López Obrador) y va a ser la decisión unitaria más errática y de mayor costo económico del Estado mexicano”, asegura De Hoyos en entrevista con SinEmbargo.

El presidente de la Coparmex, organismo que representa a más de 36 mil empresarios en todo el país, menciona que el sindicato patronal no está en contra de las consultas para la realización de megaproyectos, al contrario; pero asegura que la Consulta Nacional –realizada octubre pasado– fue “un fraude” porque no se apega a las disposiciones legales. También agrega que si Andrés Manuel López Obrador, una vez que estuviera en funciones como Presidente, hubiera consultado a los ciudadanos a través de un plebiscito, los empresarios estarían dispuestos a respetar el resultado “nos pareciera o no”.

A pesar de no coincidir en el tema del nuevo aeropuerto con el Presidente electo, Gustavo de Hoyos, de 52 años, sostiene que la Coparmex no tiene filias ni fobias con ningún Gobierno y que estarán dispuestos a apoyar, reconocer y aplaudir las buenas políticas públicas que se generen en el próximo sexenio, pero advierte que también serán críticos cuando las decisiones sean contrarias a los intereses del Estado mexicano.

Uno de los temas en los que la Coparmex coincide con López Obrador es en el aumento al salario mínimo. A lo largo de este sexenio, este sindicato patronal ha señalado la necesidad de que el salario pase de los 88.36 pesos diarios a los 102 pesos, lo que podría ser una realidad en diciembre.

“Hemos platicado con la futura Secretaria del Trabajo (Luisa María Alcalde) y estamos en total sintonía en que deberíamos de aspirar a que el salario mínimo general, que es el salario más bajo que se puede pagar en la economía formal, alcance por lo menos la línea de bienestar que fija el Coneval”, comenta Gustavo De Hoyos y adelanta que en los próximos días se darán a conocer las reglas de operación de uno de los programas del próximo sexenio: “Jóvenes construyendo el futuro”.

Sobre algunas de las propuestas en materia económica de Andrés Manuel López Obrador, como que tendrá un presupuesto equilibrado, no habrá nuevos impuestos y los precios de los energéticos sólo tendrán incrementos en términos de inflación, el presidente de la Coparmex considera que “son tres muy buenas propuestas y si el Presidente electo las cumple a la letra, creo que merecerá todo nuestro respeto”.

 A 17 días de que concluya la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, la Coparmex reconoce el trabajo del mandatario para impulsar un conjunto de reformas estructurales como la Energética, Telecomunicaciones y Sector Financiero, pero también recuerda que en este sexenio ocurrieron “acciones deliberadas de corrupción por la opacidad flagrante del Estado de derecho”.


“Nadie puede decir que la Coparmex o su presidente han sido tibios o cómplices. Hemos señalado los errores en este sexenio, que ha habido muchos”, dice Gustavo de Hoyos y platica sobre otros temas en entrevista con SinEmbargo.

–¿Por qué la Coparmex ha decidido defender el NAIM en Texcoco teniendo datos como que la obra tiene un sobrecosto, hay concentración en la asignación de contratos, retrasos y ha sido señalada por diversos grupos por las afectaciones al medio ambiente?

–La misión central de la Coparmex es promover una economía de mercado con responsabilidad social y a través de ella construir condiciones de prosperidad para todos los mexicanos, para que se puedan construir estas condiciones el país requiere desde luego de un Estado de Derecho, pero también requiere de obras de infraestructura básica para poderse incorporar al desarrollo.

La decisión de que México tenga un aeropuerto de clase mundial es una decisión largamente pospuesta, ya desde el inicio del sexenio del Presidente (Vicente) Fox se diagnosticó la necesidad de contar con un nuevo aeropuerto. Estamos a 18 años de distancia y finalmente el país está en proceso, podemos decir que tiene un 20 o 30 por ciento, pero estamos en la ruta de tener un nuevo aeropuerto.

Nosotros pensamos que la decisión en cuanto a la ubicación del aeropuerto es la mejor posible, como toda obra humana, cualquier carretera o edificio desde luego que tiene un impacto ambiental, eso ocurre cada vez que se construye un kilómetro de carreta en una localidad remota. Nosotros pensamos que el conjunto de soluciones de remedición que se han planteado son las adecuadas y pensamos que se ha exagerado y se ha estigmatizado los posibles daños ambientales que esta obra ocasionaría.

Estamos convencidos que sí pueden convivir de manera armónica e incluyente el aeropuerto de Texcoco y el medio ambiente. Lo que se ha dicho, y lo voy a decir de manera expresa, que se está cometiendo un ecocidio, es una fantasía, no hay tal, el aeropuerto es sustentable.

También nos queda claro que se ha señalado una y otra vez que la obra pudo haber sido objeto de actos de corrupción en su diseño, construcción, nosotros pensamos que si existe algún acto de corrupción, y particularmente si el Presidente electo o su futuro Gobierno tiene cualquier incidencia de esos actos, es su deber inequívoco denunciarlo, perseguirlo y debe ser procesado y juzgado. No somos tapadera de nadie, en caso de que cualquier individuo hayan sido partícipes en cualquier forma de un acto de corrupción, lo que exigimos es que éste no quede olvidado, no podemos justificar la impunidad de nadie y tampoco podemos aceptar que si existe esta evidencia el Presidente electo actúe como encubridores si tienen esa información.

De tal manera que nuestra postura al día de hoy y es categórica: pensamos que la decisión, en la forma y en el fondo, de suspender el aeropuerto en construcción es un error y de concretarse va a marcar su sexenio y va a ser la decisión unitaria más errática y de mayor costo económico del Estado mexicano. Desde que éste es un país independiente, México no registra un solo acto deliberado que cause un daño patrimonial de tal dimensión al país.

–El Presidente electo ha dicho que consultará al pueblo sobre los megaproyectos que se realicen en su Gobierno, ¿qué opina la Coparmex de que un Gobierno utilice las consultas para tomar este tipo de decisiones?

-En Coparmex, no de hoy, desde siempre hemos sido promotores y activistas de los mecanismos de democracia participativa. Estamos en favor del referéndum, del plebiscito, de la consulta popular, de la iniciativa ciudadana, de la revocación de mandato y estamos a favor de la consulta indígena.

Cada uno de estos elementos la Coparmex respalda el que puedan ser utilizados. Lo que exigimos es que para que estos mecanismos no se perviertan, para que no pierdan legitimidad y para que no se trastoque el Estado de derecho cada uno de ellos tiene que estar reglamentado en la ley. Cualquier ejercicio que se lleve a cabo con las autoridades facultadas, si se lleva a cabo siguiendo los elementos legales, siempre contará con el respaldo y el acompañamiento de la Coparmex.

Ahora bien, en el caso de la llamada consulta nacional que convocó el Presidente electo, pensamos que es un fraude a la ley y lo digo categóricamente. El Presidente electo al convocar a esta consulta nacional le está dándole la vuelta a la ley. Nos parece preocupante que tras una consulta nacional y lo digo entre comillado porque no se apega a las disposiciones legales, se pretenda sostener una decisión de Estado de estas características.

Si el Presidente electo una vez que estuviera en funciones y en apego a la legislación vigente hubiese consultado a los ciudadanos a través de un plebiscito, que sería la figura correcta, y el resultado fuere cualquiera, desde luego que respetaríamos nos pareciera o no el resultado de la misma.

Además nos parece inaceptable el que no se haya promovido este cambio (en la legislación) habiendo el tiempo y las mayorías legislativas necesarias. Lo que el Presidente electo ha querido a partir del 1 de septiembre a la fecha como modificar la ley a través de su bancada lo ha hecho. Ahí está la legislación en materia de las pensiones de los ex presidentes, la ley de remuneraciones máxima, de tal manera que cuando se argumenta que no había tiempo para organizar una consulta por los límites legales se está faltando a la verdad. Claro que hay tiempo y estamos a tiempo para que se modifique la ley y una vez que dentro del marco legal pudiese llevarse a cabo una consulta sobre este tema, ésta se desahogara y nos gustara o no la decisión la respetaríamos por ser un mecanismo vinculatorio en términos reales.

Lo que ocurrió (consulta para el NAIM) en ninguna forma puede considerarse vinculatoria porque el primer requisito que un ciudadano tiene que lograr para llevar a cabo una consulta popular es acompañarse en su petición del 2 por ciento del padrón electoral, en este caso, el total de los votantes que hubo a favor y en contra en esta consulta apenas rebasa el 1 por ciento.

Entonces, yo me pregunto, ¿por qué el Presidente electo puede amparar una decisión cuando ni siquiera participa una decisión de ciudadanos? Hoy por hoy el Presidente electo es un ciudadano más y como cualquier ciudadano está obligado a cumplir con la ley si queremos incidir en el Estado de derecho.

–¿Qué papel jugará la Coparmex en el próximo sexenio?

–En la Coparmex no tenemos ni filias ni fobias con ningún Gobierno, no somos opositores sistemáticos, como (actuamos) en este Gobierno seremos en el que sigue, reconocer, apoyar, aplaudir las buenas políticas públicas, la ejecución y trataremos de incidir en aquellas que nos parezcan que pueden ser mejorables, y seremos claramente críticos cuando nos parezca que una decisión es contraria a los intereses del Estado mexicano.

En esta administración que está concluyendo nosotros hemos reconocido la altura de miras del Presidente Enrique Peña Nieto para impulsar un conjunto de reformas estructurales como la Energética, Telecomunicaciones y Sector Financiero, no escatimamos el reconocimiento venga de donde venga la acción. También hemos sido críticos por las acciones deliberados de corrupción, por la opacidad flagrante del Estado de derecho y hemos señalado los actos que nos parece inadecuados.

Igual será nuestra relación para el próximo Gobierno, esteremos listos para acompañar y para señalar los actos. Nadie puede decir que la Coparmex o su presidente han sido tibios o cómplices. Hemos señalado los errores en este sexenio, que ha habido muchos.

–Uno de los temas en los que la Coparmex se ha involucrado mucho es el salario mínimo. ¿Cuál es el consenso que hay entre empresarios, Conasami y representantes de trabajadores para que se dé un incremento en diciembre?

–En este tema, desde que López Obrador era candidato tenemos una gran coincidencia, el licenciado nos envió siendo candidato un documento firmado de su puño y letra en el cual felicita la postura de la Coparmex en materia salarial, y ya después con las posiciones de su equipo, particularmente de quien ha anunciado será su Secretaria del Trabajo, ha sido coincidente con nuestra visión en esta materia.

Hemos platicado con la futura Secretaria del Trabajo y estamos en total sintonía en que deberíamos de aspirar a que el salario mínimo general, que es el salario más bajo que se puede pagar en la economía formal alcance por lo menos la línea de bienestar que fija el Coneval. Esa ha sido durante estos años la postura de la Coparmex, que bajo ninguna circunstancia podemos permitir que el salario mínimo general esté por debajo de la línea de pobreza. Yo creo que existen las condiciones para que se logre esto en diciembre. Según las estimaciones que tenemos el salario debería de estar por arriba de los 102 pesos.

Estamos preocupados en cuando a la propuesta del Presidente electo dentro del marco de su programa “Última cortina”, que tiene como uno de sus ingredientes de que en la frontera norte exista un salario del doble, esto no porque nos parezca elevado, lo que nos preocupa es que solamente se implemente en una región del país.

En los últimos años hemos tenido el mayor avance del salario mínimo general en todo el país, entre otras cosas gracias a que logramos pasar de seis zonas económicas en materia salarial a tres, eso ha sido fundamental para que los acuerdos difíciles hayan podido avanzar. La propuesta del Presidente electo en este programa de “Última cortina” nos parece preocupante porque es regresar en lo que se ha venido consiguiendo y aunque yo soy residente de la frontera norte y desde luego considero que las empresas de allá en su mayoría van a estar de acuerdo con esto, lo que me parece cuestionable es que solamente se aplique en una región. Me parece que esto va incentivar flujos migratorios hacia la frontera norte, va a generar desorden en el mercado laboral y nos parece que la decisión debería de ser revisada con mucho detalle.

–¿Qué piensa Coparmex de la Conasami?

–Nadie ha sido más crítico de la Conasami que la Coparmex, sin embargo, pensamos que la propuesta de desaparecer este órgano es un error, el tripartismo con todas sus deficiencias conviene al país y nuestra propuesta no es desaparecerla, es transformarla de raíz, eso incluye cambiarle de nombre, y los temas que deben de estar presentes en esta transformación es el hecho de que tenga un mandato ampliado, es decir, que la aplicación del salario mínimo debería ser uno de los tres rubros de este órgano. Para nosotros este nuevo órgano que se cree en su lugar debería ser depositario para dirigir la política de remuneraciones en largo plazo.

El principal problema de México es que a lo largo de 20 años hemos perdido competitividad salarial, hemos caído en remuneraciones en comparación con América Latina y el mundo. Nuestra visión es que el nuevo órgano que se cree debe tener una visión de largo plazo, un objetivo de país y que esto nos conduzca año con año, sin perturbar la inflación, a donde deberíamos de llegar.

Este nuevo organismo debería de tener como objetivo central es que México cuente con un nivel de remuneraciones a la altura de países con los competimos en la OCDE y debe preservarse el tripartismo.

La Reforma Laboral fue en 6 años paraíso de empresarios y ruina de trabajadores… con y sin estudios

–La Ley laboral no determina los salarios, tratar de atribuirle las remuneraciones es un error, eso tiene que ver con la certidumbre para trabajadores, sindicatos y patrones. México ha venido evolucionando en esta materia y durante el sexenio del Presidente Peña Nieto se aprobó una reforma constitucional, la cual logró el consenso de los partidos, trabajadores y patrones, el problema que tuvimos es que nos alcanzaron los tiempos políticos y se quedó en comisiones una iniciativa que presentaron dos dirigentes obreros para hacer las reformas a la Ley Federal del Trabajo que sean consistentes.

Hoy el Estado mexicano está en un default porque la Constitución dice que se deben cambiar varias cosas y aún no se logra.

A partir de que el Presidente electo dio el anuncio de que la licenciada Luisa María Alcalde sería la próxima Secretaria del Trabajo, hemos tenido con nuestros representantes múltiples y largas reuniones para tratar de perfeccionar lo que podría ser una iniciativa para regular estas reformas a la Ley Federal del Trabajo.

El llamado que hacemos nosotros es para que no se pierdan los equilibrios, a que el producto de esta negociación cuente con el apoyo de los legisladores de Morena y con el consenso de los empresarios y sindicatos. Lo más importante es que no se considere como un botín de un grupo empresarial o sindical, sino que sea producto del consenso. Para nosotros en este tema se tiene que preservar el tripartismo. A raíz de la propuesta hace algunos años de la Coparmex hemos dejado de vernos como enemigos los trabajadores y patrones y nos vemos como socios, esto no debería perderse.

–La Reforma Laboral incluyó el outsourcing como un mecanismo central, ¿cómo plantear una contratación por outsourcing que no perjudique a los trabajadores?

–El outsorcing es como el colesterol, hay bueno o malo. Es un gran error el tratar de englobar el término. Desde luego que se han tolerado malas prácticas de outsorcing, inscriben como trabajadores a individuos que realmente prestan su trabajo en otra empresa, con el propósito de eludir obligaciones fiscales y de seguro social, en este caso es nuestra máxima condena.
Por otro lado, existen empresas muy serias, de carácter transnacional, que han logrado reconocer el fenómeno que existe el mundo entero de la tercerización, hay empresas que requieren de un día para otro contratar expertos y junto con empresas de subcontratación lo hacen, estas empresas no sólo las respaldamos, también tienen que ser incentivadas.

–¿Ve la Coparmex algún riesgo en las propuestas económicas de AMLO?

–Nosotros tenemos registrado que en su plan de trabajo en materia financiera va a presentar un presupuesto equilibrado, es decir que se conserve un superávit primario, que no habrá nuevos impuestos y ha dicho que los precios de los energéticos sólo tendrán incrementos en términos de inflación. Nos parecen tres muy buenas propuestas políticas y si el Presidente electo las cumple a la letra estas promesas creo que merecerá todo nuestro respeto.

Ahora bien, nuestra recomendación es que se constituya ya el Consejo Fiscal Independiente, ésta es una propuesta de la Coparmex y funciona en 40 países. Esto permite que cambios a la legislación en materia financiera y endeudamiento tenga racionabilidad y sustentabilidad a largo plazo. Ya vimos el efecto demoledor que tienen las ocurrencias (propuesta de Morena de eliminar las comisiones bancarias) en el mercado financiero. Creo que es un gran momento para que reconozcamos que México necesita este consejo, creo que le va a dar gran certidumbre, incluso para que los programas que planea el Presidente electo tengamos todos claro de que son sustentables.

–El programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, del nuevo Gobierno, involucra mucho a la iniciativa privada, ¿se ha acercado alguien del nuevo Gobierno con ustedes para concretar este proyecto?

–Tenemos la oferta de la futura Secretaria del Trabajo de que en estos días se den a conocer las reglas generales de este proyecto. Hay expectación, voluntad de colaborar y hay que conocer las reglas. Creo que ha habido apertura por parte del Presidente electo para ir evolucionando hacia una propuesta más adecuada. De las cosas que me parece que se avanzaron es que el pago para los aprendices se haga en las empresas y no en el Gobierno.

Me parece muy importante que se reconozca es que el tipo de relación que va a existir no es laboral, sino de aprendiz. Hay temas pendientes que tienen que ver con la seguridad social, el hecho de que un chico participe en una empresa conlleva a un riesgo y tiene que estar cubierta esta parte para que tengamos la certidumbre de que van a tener la protección.

–En el tema de los programas sociales, AMLO tiene dos sectores de la población que contempla beneficiar en su sexenio: jóvenes y adultos mayores. ¿Qué tendría que hacer el nuevo Gobierno para que estos programas no se vuelvan asistencialistas y en realidad contribuya al beneficio de la población?

–Nosotros reconocemos que unos de los principales problemas del país es la pobreza y la desigualdad, por eso vamos a estar siempre apoyando los programas que abatan estos problemas. Tenemos una grande preocupación porque hoy en día de los casi 3 mil programas sociales que existen presentan opacidad e indicios de corrupción.

Creemos que para los programas sociales sean eficaces requieren tres decisiones: Lo primero es generar la clave única de identidad, necesitamos tener un padrón de beneficiados, Coparmex se ha reunido con funcionarios de la India, que es un país que tiene pobreza y en los últimos días se logró contar con un padrón, lo que ha permitido apalear la pobreza.
Segundo, se necesita que exista un catálogo único de programas sociales, hoy en día se forman y se desaparecen según la conveniencia; y finalmente se requiere un padrón único de beneficiarios.

–La Coparmex ha cuestionado mucho el tema de la corrupción en el país. En este sexenio ha habido diversos casos que involucran tanto al Gobierno como a la iniciativa privada. ¿Qué necesitaría hacer el Gobierno para abatir este problema en México?

-El Presidente electo hizo de la corrupción su propuesta básica de campaña, cualquier plan que se implemente en este tema contará con nuestro respaldo. Se han construido instituciones a lo largo de estos años, se conformó el Sistema Nacional Anticorrupción y 32 sistemas locales anticorrupción. Nosotros pensamos que se debe fortalecer este sistema, hay un buen avance.

La corrupción no va desaparecer de un día a otro, por eso le apostamos a los sistemas. A nosotros nos parece que el país requiere de un Fiscal General Autónomo, venimos de una lucha por el Fiscal a modo, el Fiscal carnal, y vemos con gran preocupación que esas distorsiones que existieron a lo largo de este sexenio se reproduzcan en el siguiente. Estamos muy preocupados porque el Presidente electo no pueda dar una señal de su compromiso con el Estado de derecho. Me parece que pocas cosas hablarían bien de su compromiso con el combate a la corrupción, que permitir un cambio constitucional para que haya un Fiscal autónomo.

–En el tema de la violencia, este sexenio terminará como el más violento, de acuerdo con cifras del Secretariado. ¿Qué se hizo o se dejó de hacer en este Gobierno para que la inseguridad creciera a niveles no vistos?

–Nosotros vemos con mucha simpatía que el Presidente electo haya hecho eco de la propuesta que planteó la Coparmex hace dos años y medio para hacer una reingeniería completa del sistema nacional de seguridad. Nosotros planteamos que tenía que separarse de la Segob las funciones de seguridad. Apoyamos, celebramos y respaldamos que el Presidente electo vaya a conformar de nueva cuenta la Secretaría de Seguridad.

Segundo, respaldamos la decisión del Presidente electo de que el país siga contando con la colaboración de las fuerzas armadas en materia de seguridad, pero nos preocupa las famosas amnistías que se han estado mencionando.

–¿Qué expectativas tiene la Coparmex sobre el futuro de México con el nuevo Gobierno?

–Nosotros somos partidarios de la democracia. El Presidente electo logró una votación histórica y en ese sentido tenemos que respaldar las buenas decisiones públicas que tome como Presidente, sin embargo, la legitimidad en ningún momento puede ser pretexto para violar la Ley. Nos parece que lo que fortalece la democracia es la participación, siempre respetuosos, siempre críticos.

Fuente: https://www.sinembargo.mx

Publicar un comentario