martes, 13 de noviembre de 2018

"Yo ya no me pertenezco, estoy al servicio de la nación": AMLO


Cero Grados.-El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció una nueva “amplia consulta nacional”, a realizarse 24 y 25 de noviembre, para preguntar a ciudadanos no sólo si están de acuerdo con el tren maya, sino también con su política social, de apoyo a jóvenes y personas de la tercera edad, la nueva refinería en Tabasco y el proyecto para el Istmo de Tehuantepec.


En una entrevista realizada ayer antes de viajar a la Ciudad de México, después de reunirse en Mérida con los gobernadores de Yucatán, Campeche y de Quintana Roo, defendió el derecho a manifestarse de quienes marcharon el domingo a favor del nuevo aeropuerto en Texcoco. “Cuando me manifestaba, nadie me silenciaba. Las marchas van a ser protegidas”, dijo.
 En vísperas de su cumpleaños 65 y a pregunta de los reporteros, pidió: “que la naturaleza, el creador, la suerte me dé cuando menos seis años de vida, los que aspiro a estar en el gobierno”, y también definió: “Yo ya no me pertenezco. Soy hombre de nación”.


La Fundación Rosenblueth, “que es honesta y a la que le tenemos confianza”, se encargará de organizar la consulta. A diferencia de la convocada por el aeropuerto, ahora sí defenderá sus proyectos, esto es sus ofertas de campaña, independientemente de lo que decida la gente, mencionó.

La logística será la misma que la primera consulta y también se instalarán mil 73 casillas; precisó que si la de octubre se financió por los diputados, ahora les corresponde a los senadores apoyar de manera voluntaria, explicó.

“Será el mismo proceso, porque no hubo irregularidades y, desde luego, hay a quienes no les gustó, pero son libres de manifestarse en contra de las consultas. Los que se manifestaron (el domingo), son libres y merecen nuestro respeto”, agregó.

Al preguntarle por qué se anunció el inicio de la obra para el 16 de diciembre, antes de tener los resultados de la encuesta, respondió: “Tengo mucha confianza de que la gente va a votar porque se construya el Tren Maya, porque no perjudica a nadie; al contrario, beneficia a los habitantes del sureste, que son los más pobres de México. ¿Quién se opone a esto?”

La obra del tren no dañará al medio ambiente, además de que en la ruta se sembrarán casi 100 mil hectáreas de árboles maderables y frutales, comentó.

“Desde luego que los adversarios, la prensa fifí, siempre estará en nuestra contra. Tienen derecho a expresarse, pero pido réplica. Que así como se cuestiona e inventan cosas, pueda decir si no es cierto”, dijo el presidente electo.

El viernes distintos medios inventaron que viajó a Campeche, a la presunta boda de su hijo Andrés, y hasta ofrecieron detalles del supuesto lugar del enlace. “En el periodismo se llama volar. Vuelan, vuelan, vuelan. Nos hemos convertido en la industria más próspera para ciertos columnistas, porque cada vez que nos cuestionan les va bien”, reprochó.

Sostuvo que él sólo es responsable de su hijo menor. “No respondo por los mayores. Cada quien es responsable de sus actos. Yo ya no me pertenezco, estoy al servicio de la nación. Soy un hombre de nación. Tengo que cumplirle al pueblo de México. Mi amo es el pueblo de México, es mi responsabilidad, no fallarle al pueblo y no le voy a fallar”.

Esa razón es por la que, atribuyó, sus adversarios “seguirán enojándose, pero también les ofrezco disculpas por anticipado, por las molestias que les pueda causar. Pero no odio a nadie. Es amor y paz”.

Fuente: http://www.jornada.com.mx

Publicar un comentario