miércoles, 2 de enero de 2019

Expediente Político


Por.- Alfredo Calva

Tren Maya, burla y humillación a pueblos originarios….

Todo parece indicar, que la organización que hizo famoso al subcomandante Marcos en el último año de gobierno del presidente Carlos Salinas, será una férrea barrera a la obra del tren Maya porque no creen y menos aceptan, por considerarlo un embaucador, a Andrés Manuel López Obrador, y que harán todo lo posible para que está obra no transite por tierras chiapanecas.


 “Que lástima que le hacen caso a aquel que está ahí, engañando al pueblo de México” sentenció el comandante Moisés del EZLN, al hacer referencia a López Obrador y a su pretensión de llevar a cabo la construcción del Tren Maya, en el sureste del país, en el evento de celebración del 25 aniversario de la aparición oficial del EZLN en el que el comandante Moisés fue duro crítico de AMLO y aunque no lo menciono de manera directa, hizo énfasis al referirse a él, al manifestar que aquel que está en el poder, se 3ncuentra engañando a los pueblos originales.



El Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en las primeras horas del primer día de enero de 1994, emergió desde la selva lacandona a la luz pública para dar a conocer su encono y repudio hacía el gobierno federal, en  ese entonces encabezado por Carlos Salinas de Gortari, para exigir la inmediata atención y justicia que se les ha negado por siempre a todos los pueblos indígenas originarios de México.

Señalan los seguidores del comandante Galeano (subcomandante Maros), que el tren Maya solo representa una burla y humillación hacia los pueblos originarios, visualizan a la obra como otros proyectos que los antecesores del Peje intentaron llevar a cabo en Chiapas, mismos que, con resistencia y rebeldía impidieron su ejecución los zapatistas al considerarlos engañosos.

Los zapatistas ven en el “Peje", porque así lo han expresado, a un político  embaucador y simulador, que finge hincarse a la madre tierra para engañar y por ello no le creen y rechazan su discurso del amor, la amnistía y su cuarta transformación.

Para el EZLN y sus liderazgos, es fundamental para aceptar y creer en un político, que éste haga suya la consigna que en el 94 dejaron a la nación, en la que establecen en una sola frase el pensamiento de aquellos que nunca han sido volteados a ver por parte de los gobiernos de los tres ordenes, que establece “Que el pueblo manda y el gobierno obedece".

Lo anterior, es un problema que en un futuro cercano pondrá a prueba y expondrá a la luz pública, la tolerancia, habilidad, capacidad, eficiencia y efectividad política de López Obrador, para convencer al comandante Galeano y asociados del EZLN.

Aquí hay que destacar, que hasta el momento los señalamientos hacia López Obrador por parte del EZLN solo han sido en el ámbito político, aún no se inmiscuyen y critican a AMLO por su capricho de realizar una obra que no tiene estudios de ninguna especie ni proyecto, solo su ingente obsesión por realizar el tren Maya.

Y por lo pronto, será interesante conocer la opinión mediática del denostado por el comandante Moisés, ya que para nadie es un secreto que el EZLN no lo aceptan como un hombre de izquierda, ni comulga con la visión de país que tiene AMLO y en específico, con sus pretendidas políticas públicas en favor de las comunidades indígenas. Como tampoco es un secreto que López Obrador, se torna intolerante e irrisible contra todos aquellos que no beben de su cáliz y comen de su hostia.
Pronto lo sabremos.

Y mientras tanto….

Continúan los fanáticos oportunistas con su empecinamiento para que se cambie la temporalidad de la próxima gubernatura de B.C., de dos a cinco años.




Publicar un comentario