martes, 8 de enero de 2019

Expediente Político


Por.- Alfredo Calva


Retacería política….

La dirigente estatal del partido Transformemos, Mayra Flores, fue muy clara al señalar ante los integrantes del Club de Prensa de Playas de Rosarito, que la razón que generó la ruptura del organismo político que dirige, con quien fuera en el 2016 su candidato a la alcaldía de Tijuana, Teniente Coronel Julián Leyzaola Pérez, fue que el militar en situación de retiro no era confiable.


Señaló la adalid partidista, que Leyzaola Pérez intento en su momento pactar con el gobernador del estado, Francisco Vega de Lamadrid, con el fin de que éste evitara que se le inhabilitara, a cambio el militar intercedería ante los regidores de Transformemos (en ese entonces PES), para que estos, en especial Mónica Vega, dejaran de presionar, criticar y señalar los yerros y corruptelas del alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro (alias el Patas), lo que obviamente no le aceptaron y su acuerdo con Kiko Vega se derrumbó.



Prometer no empobrece, el dar es lo que aniquila.

Concluida la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Tijuana, los rumores en los corredores políticos de Morena señalan, que la manifestación de protesta que se registro en el aeropuerto de Tijuana en contra de Jaime Bonilla Validez, ex dirigente estatal de ese partido, se la debe de agradecer a la senadora Alejandra León, mejor conocida como “Lady Champagne".

Indican los murmullos sobre ese particular, que la acción llevaba como objetivo desacreditar a Bonilla Valdez ante López Obrador, para mermar sus posibilidades de que el “Peje" lo unja como candidato a la gubernatura del estado, posición que ambiciona la senadora y activista social, quien creé que con el tiempo que lleva en la curul de la cámara alta del Congreso de la Unión, ha reunido y pulido las cualidades necesarias para gobernar a Baja California.

Después de tanto amor, viene el odio.

Al interior del PAN en Playas de Rosarito, el tema de la candidatura a la alcaldía se encuentra convulsionado y ya generó dos grupos que pelean la nominación, por el laso oficial, la alcaldesa Mirna Rincón Vargas, quiere imponer a la militancia albiazul su derecho constitucional de poder reelegirse y pide que sus copartidarios se sumen a su nueva postulación.

Sin embargo, para quienes operan, manejan e influyen en la mayoría de los militantes con derecho a voto de ese partido, consideran al igual que el resto de la membresía panista en la entidad, que quienes aspiren a una candidatura, aún que tengan el derecho a la reelección, deberán conquistarla a través de una contienda interna.

Y es ahí en donde se encuentran atorados los dos grupos, ya que en las reuniones que han sostenido las partes, no han logrado un acuerdo que les permita salir unidos y evitar con ello fisuras que contribuyan a una posible derrota electoral.

Ya que si Rincón Vargas logra imponer su voluntad, los operadores políticos de su partido emigraran a otros lares y opciones, y si ella es la que queda fuera, cerrará la llave de lo que representa el gobierno y sus estructuras en una campaña electoral.
La política es el arte de construir acuerdos.

Y mientras tanto….

Siguen creyendo que la votación que obtuvieron, fue gracias a su trabajo de proselitismo electoral.



Publicar un comentario